El tantra

La rueda de la vida

¿Qué es el tantra? 

El Tantra es un conocimiento ancestral con más de 5000 años de antigüedad, cuyo significado es expansión de la conciencia.

Reúne el saber de muchas culturas ancestrales que en su momento conocían profundamente como trabajaba el cuerpo con la energía sexual.
Existen muchas definiciones, conceptos, apreciaciones de lo que es el Tantra, ya que cada uno lo define desde su experiencia de vida y de todo el camino recorrido.
Eso es precisamente lo que lo enriquece más, ya que es mejor una experiencia vivida que solo repetir lo que dice un texto de algún libro, ya que somos mundos diferentes, universos distintos.

El tantra más que leerlo hay que sentirlo cada día, experimentarlo, embarcarse en el propio viaje sin renunciar a nada de lo que pasa.

Finalidad y Objetivo del tantra

La finalidad y el objetivo si se le quiere llamar así, es el conocimiento de uno mismo sin tener que renunciar al cuerpo desde el amor, de toda la energía que lo habita y que se hace visible a través de:
meditaciones, técnicas, dinámicas, danzas, sin reprimir nada, aceptando y abrazando todo tal cual es porque es real y es lo que somos.

Tantra es amor, es arte, poesía, alegría, éxtasis, belleza, adoración, veneración, exaltación, complicidad, sensualidad, un placer para los sentidos y el alma, danza del Ser en su estado natural.

Es mucho más que una técnica sexual , mucho más que alguien pretenda convertirse en un gimnasta sexual porque no busca eso en ningún momento.

Trabaja mucho la energía sexual aunque desde la conciencia de amor en el marco de la sacralidad y veneración de lo sagrado que hay en cada uno de nosotros.

Al hacer el amor desde allí, ese momento se convierte en eterno, mágico, alquímico, donde todo lo que acontece es una plegaria a la creación, un agradecimiento constante al universo por dicho éxtasis místico al que se llega, estando presente en cuerpo, alma y espíritu.

El tantra masculino femenino

Esto nos permite acercarnos con otra actitud a nosotros mismos desde otra perspectiva y al otro Ser desde lo sublime donde lo biológico solo está para sostenernos desde la corporalidad.

Tantra, tampoco son posturas, durar más tiempo, sino más bien salir de ese estado pragmático que no lleva a nada para entrar en todo un universo de éxtasis que está ahí para cada uno de nosotros sin expectativas.

El pilar fundamental del tantra es el AMOR

5 (100%) 1 vote